Por la Resistencia Campesina, la permanencia y la tenencia del territorio.

Asociaciòn de Campesinos del Sur de Còrdoba "ASCSUCOR"

Violación de derechos humanos durante erradicación manual en Montelíbano, Córdoba

La Asociación de Campesinos del Sur de Córdoba ASCSUCOR denuncia la violación de los derechos humanos y la infracción del Derecho Internacional Humanitario a las comunidades del corregimiento de Tierradentro, a partir de los hechos cometidos por tropas del Ejército Nacional del Batallón Junín, en el marco de los operativos de erradicación manual de los llamados cultivos de uso ilícito, que se llevan a cabo desde el día 29 de febrero del año 2014, en la vereda La Zorra en el Corregimiento de Tierradentro, municipio de Montelíbano, Córdoba.

En la noche del día 31 de marzo, los miembros del ejército nacional del Batallón Junín quienes llevan a cabo erradicaciones manuales desde el día 29 de febrero, al mando del teniente Torres, acamparon en la casa del campesino Rafael Rodríguez, violando los principios rectores del Derecho Internacional Humanitario y los derechos humanos del campesino.

Dicha irradiación manual viene realizándose directamente por unidades del Ejército Nacional, cuando esta función es de los erradicadores.

Todos los soldados han venido actuando con sus camisetas volteadas, evitando mostrar logos o identificación alguna, incluyendo al teniente que esta al frente del operativo, a quien los campesinos identifican como el teniente Torres.

El Teniente ha dado la orden a los soldados de prohibir que la población realice cualquier tipo de llamadas e incluso han decomisado algunos celulares de la comunidad.

Los caminos veredales han sido bloqueados por los miembros del Ejército que están bajo el mismo mando, prohibiendo la libre movilidad de los habitantes de la vereda.

En la mañana del 1 de abril, fueron empadronados y agredidos verbalmente los compañeros Arnobis Zapata presidente de la Asociación de Campesinos del Sur de Córdoba y Over Pila quien fue agredido por el teniente Torres, quien lo agarró por el cuello mientras lanzaba improperios contra ellos.

 
"Somos marcha, Somos Paz"