Por la Resistencia Campesina, la permanencia y la tenencia del territorio.
loading...

Asociaciòn de Campesinos del Sur de Còrdoba "ASCSUCOR"

Erradicación forzada en Puerto Libertador genera crisis social

El Ministerio de Defensa, en cabeza de Juan Carlos Pinzón, quien ejecuta la estrategia de erradicación manual de cultivos ilícitos en nuestro territorio, agudiza la crisis de seguridad y soberanía alimentaria.

El día de ayer, 31 de enero de 2014, ha establecido un grupo de erradicadores manuales en la vereda Jagua, perteneciente al municipio de Puerto Libertador, departamento de Córdoba.

Estrategia que es contrarrestada por un grupo numeroso de campesinos y campesinas que subsisten de estos cultivos como único mecanismo de sobrevivencia, debido al abandono estatal.

Estos campesinos y campesinas hacen uso de su derecho a la protesta social, evitando que erradiquen sus cultivos, y exigen al gobierno la sustitución gradual de cultivos; toda vez que estos y estas viven de ello.

La protesta campesina en contra de toda clase de erradicación de cultivos ilícitos es sobre todas las cosas un mecanismo de exigibilidad al gobierno nacional para que solucione de una vez y por todas el punto 1.4 del pliego de exigencias nacional concertado en la mesa agropecuaria y popular de interlocución y acuerdo -MIA- .

Exigimos que los erradicadores manuales sean retirados de nuestro territorio, cesando así su labor como tal hasta tanto el Gobierno Nacional no de solución a la problemática económica, social y política de los cultivos mal llamados ilícitos.

Responsabilizamos al Estado Colombiano, en cabeza del presidente Juan Manuel Santos Calderón, al Ministro de Defensa Nacional y a las Fuerzas Militares por los hechos que en respuesta del mismo ejército que custodia a los erradicadores pueda ejercer en contra de los campesinos y campesinas que en sobreguarda de sus cultivos están presentes en el sitio de erradicación y que podría reflejarse en afectaciones de bienes civiles y daños morales y psicológicos sobre la población, que podría llevar a que se genere una situación de desplazamiento forzado por temor a nuevas acciones bélicas del Ejército en la zona en contra de la población campesina.

"Somos marcha, Somos Paz"