Por la Resistencia Campesina, la permanencia y la tenencia del territorio.

Asociaciòn de Campesinos del Sur de Còrdoba "ASCSUCOR"

Ametrallamientos indiscriminados en la vereda Jaua, municipio de Puerto Libertador

Ayer, 2 de febrero de 2014, desde las horas de la noche anterior, dispararon ráfagas de fusil que ponen en riesgo a los campesinos y sus familias. Se presume que fueron hechos por miembros de la policía nacional, quienes custodian a los miembros del equipo de erradicación manual de cultivos ilícitos han acampado a menos de 100 metros de las humildes casas de los campesinos que resisten y sobreviven en la vereda Jagua, perteneciente al municipio de Puerto Libertador. Esta acción pone en riesgo inminente a la población civil y demuestra las actividades violatorias que ejerce el ejército en la zona rural, muy a pesar de conocer la normativa del DIH y es un acto bélico e infractor de los derechos humanos.

El día 1 de febrero, desde las horas de la madrugada, miembros del ejército nacional, quienes custodian a los miembros del equipo de erradicación manual de cultivos ilícitos han acampado a 300 metros de las casas de los campesinos que viven en ese lugar.

Miembros del ejército nacional y sujetos pertenecientes al grupo de erradicadores que se encuentran en el lugar han sostenido agresiones verbales permanentes en contra de la población civil, insultándoles e incluso señalándoles y estigmatizando a los campesinos que permanecen en la zona de erradicación, vulnerando así el principio de distinción y derogando los derechos humanos fundamentales constituciones.

"Somos marcha, Somos Paz"